jueves, 13 de mayo de 2010

Virgen de Fátima: un misterio para la salvación de la humanidad

“Vengo a pedirles que vengan el 13 de cada mes a esta hora (mediodía). En octubre les diré quién soy y qué es lo que quiero”. Ésta fue la indicación que le dio la Virgen de Fátima a Lucía dos Santos, Francisco y Jacinta Marto, pastores de la localidad homónima del Distrito de Santarém, Portugal, un día como hoy pero de 1917.
El libro “Memorias de Lucía”, escrito por la vidente de la Virgen, quien de adulta se convirtió en una las personalidades religiosas más reconocidas de su país, explica que ella y sus primos estaban en la Cova de Iría, el 13 de mayo, cuando vieron una luz que asemejaba un relámpago, por lo que decidieron huir. Pero otro rayo de luz los detuvo. De repente, por encima de un arbusto, apareció una figura femenina vestida de blanco que brillaba como el sol y que en la mano derecha llevaba un rosario.
Durante la conversación, la Virgen le habló a los niños acerca de la importancia del rezo del rosario para la conversión de los pecadores y del mundo entero, además que les pidió que construyeran una capilla en el lugar en el que se encontraban. El  santuario se edificó y constituyó el germen de lo que hoy es la Basílica de Nuestra Señora de Fátima.
En una segunda aparición, el 13 de junio de 1917, le pidió a los niños que rezaran el rosario y aprendieran a leer. Vaticinó la muerte prematura de Francisco y Jacinta, quienes fallecieron en el 4 de abril de 1919 y el 20 de febrero de 1920, respectivamente. Ambos fueron beatificados y sus restos reposan en la iglesia dedicada a la Virgen.
Además, encomendó a Lucía propagar por el mundo la devoción al Inmaculado Corazón de María, asegurándole que nunca estaría sola en su vida, señalándole que a través de su inmaculado corazón estaría el camino hacia el reino de Dios. En atención al mensaje, la joven encomendó su vida al servicio religioso desde los 14 años.
Los sagrados misterios
La tercera visita de la Virgen ocurrió el 13 de julio del mismo año, cuando los tres jóvenes pastores presenciaron tres visiones que se les denominan los Misterios o Secretos de Fátima. Lucía relató en su libro que durante la primera visión se mostraba un vistazo al infierno. La Virgen les dijo que la visión era para mostrarle hacia donde van los pecadores y que para lograr la salvación era necesario establecer en el mundo una devoción hacia ella. Además, les advirtió que la Primera Guerra Mundial acabaría y que otra comenzaría durante el papado de Pío XI.
Históricamente, la Segunda Guerra Mundial empezó siete meses antes de la muerte del santo padre, de la cual existen teorías que involucran a Benito Mussolini, gobernante de Italia, en complot para asesinarlo porque preparaba una encíclica en la que rechazaba la ideología nazi.
El segundo misterio hablaba de cómo reconvertir al mundo hacia la cristiandad colocando como ejemplo a Rusia, que en el mismo año de las apariciones la monarquía zarista cayó en detrimento, del primer estado socialista del mundo que se proclamó ateo pero que luego de 74 años se reencontró con el cristianismo.


¿EL TERCER SECRETO DE FATIMA?


El tercer misterio no se reveló hasta el año 2000 por el Papa Juan Pablo II, durante una visita al santuario de Fátima, se trataba de la tribulación de la iglesia. A su arribo a Lisboa, el papa Benedicto XVI dijo que la interpretación que se le puede dar a este secreto puede incluir el sufrimiento que el Papado y la Iglesia tendrían que soportar por las acusaciones de pedofilia en contra de algunos sacerdotes. Reiteró que semejantes acciones deberían hacer que la Iglesia admitiera la “aterradora” verdad de que su mayor amenaza proviene del pecado dentro de la Iglesia.

Sobre el mismo tema:

INFORME PROFESIONAL DE UN PRETENDIDO TERCER SECRETO DE FÁTIMA

1 comentario:

  1. La Gloria del Olivo y la Destrucción Repentina
    La “gloria del olivo” está en su propio aceite de oliva, usado desde la antigüedad para ungir reyes y sanar heridas, pero también para pudrir yugos, imperios, autoridades (Isaías 10:27); este aceite es también símbolo de la unción del Espíritu Santo, sobreunción profetizada para la última generación cristiana gentil (no judía), el apóstol Pablo llama esta fase histórica, plenitud de los gentiles (Romanos 11:25 y Habacuc 2:14); y Daniel le denomina el último reino, que no tendrá fin, (Dn 2: 44-45, Ap 17:10).
    Dios Padre, amó tanto al mundo que entregó su único hijo por este; y Cristo dijo al respecto, que su reino no era de este mundo, pero también aclaró que él no vino a juzgar al mundo y que tampoco rogaría por el mundo; entonces a quien le toca llevar a cabo estas funciones y responsabilidades, de reinar, juzgar y rogar por el mundo: ¿No es a su iglesia? Recuerde que aun en el milagro de los panes y los peces, Jesús, les menciona a sus apóstoles, que eran ellos los que tenían la responsabilidad de darles de comer a las multitudes.
    Porque si la iglesia finalmente no establece el reino de Dios y su justicia en toda la tierra, entonces el cristianismo vendría a ser la estafa más prolongada y monumental en toda la historia universal del hombre. Repárese entonces, que muy pronto se reeditará la era apostólica y los pueblos tendrán y entenderán la necesidad de que una iglesia renovada, unida, llena de verdades y soluciones sociales, finalmente dirija este mundo.
    Esta iglesia reinante establecerá en el mundo la paz y la seguridad, por la misma unción espiritual que contendrá, y cuando sea quitada de la tierra vendrá la destrucción repentina (1ª Ts 5:3); su reino no tendrá fin, porque esta iglesia reinante será arrebatada por Dios, para regresar siete años después con el Rey de Reyes y Señor de Señores, para restablecer este reino en la tierra por mil años más. Después del arrebatamiento, aquí en la tierra se culminará la dispensación gentil de la gracia y se reiniciará el trato con los judíos, a través de los 144.000, pero esto último ya será en la gran tribulación de siete años, que es la misma destrucción repentina.
    El Vaticano o la ciudad en medio de las siete colinas sigue representando al imperio romano, El apóstol Juan detalla su final en la historia, este debe ser antes del establecimiento de la justicia; porque ella es la principal responsable de la inequidad y engaño actual (apocalipsis capítulos 17 y 18). Le invito a leer los textos y capítulos bíblicos sugeridos, y “La Subestima de la Biblia, del Calendario Maya y de sus Ciclos Históricos” en:
    http://www.lucasblancoacosta.com/maya-biblia.php

    ResponderEliminar