viernes, 4 de junio de 2010

Falsos profetas que conmocionaron al mundo

Fanatismo religioso, temor por el fin del mundo y la llegada del anticristo son algunos de los temas pregonados por estos charlatanes. Sus palabras obtuvieron tanto eco que orillaron a muchas personas a incluso cometer suicidio



Un profeta es una persona religiosa que funge de intermediario entre creyentes y el poder divino. Normalmente asegura que el dios al que rinde culto le encargó una misión o le dio un mensaje a través de apariciones, visiones y estigmas.
Desde el inicio de los tiempos han existidos profetas que guían a las personas para bien o para mal. Pero también han existido charlatanes que, a través de mentiras e inventos deliberados, llevan a la gente a situaciones extremas.

Charles Manson. En la década de los 60, Manson creó un grupo al cual llamó "La familia". Estaba formado por varios jóvenes que obedecían las órdenes de quien decía ser un profeta. El fanatismo era tal que un día Manson pidió a cuatro de sus seguidores ir al número 10 mil 50 de Sky Drive, en los Ángeles, y matar a todos los que se encontraran ahí. En ese incidente murió la esposa del cineasta Roman Polansky, Sharon Tate, quien además, estaba embarazada. Otras cuatro personas fallecieron.








Jim Jones. Fue un estadunidense que fundó la secta "Templo del pueblo". Sus seguidores lo adoraban y le eran completamente fieles. Entre ellos había niños, jóvenes y adultos. En 1978, Jones convenció a más de 900 seguidores de suicidarse tomando limonada con cianuro con la idea de que la muerte sólo era el tránsito a otro nivel.
















David Koresh. Fue un profeta apocalíptico que formó una secta a la que llamó "Los davidianos". Estaba basaba en el fundamentalismo cristiano que anunciaba el apocalipsis. Logró reunir varios seguidores, entre niños y adultos. En 1983, el FBI acorraló a Koresh y su grupo. El enfrentamiento duró 51 días hasta que el 19 de abril, los federales entraron al rancho en el que se habían refugiado y encontraron los cadáveres calcinados de 69 adultos y 17 menores.














 Luc JouretMédico belga que formó la orden del "Templo solar" con 500 seguidores. Sus metas eran establecer "algunas nociones claras sobre la autoridad y el poder en el mundo" y reafirmar la superioridad de lo espiritual sobre lo temporal. Sin embargo, en octubre de 1994, en Suiza, 48 de sus miembros murieron por disparos y fueron posteriormente quemados. Un año más tarde, otros 16 miembros fueron calcinados y en 1998, fallecieron otros 33 integrantes. No se sabe a ciencia cierta cuántos de los miembros de la Orden participaron en suicidios colectivos, ya que se especula que algunos fueron asesinados.









Shoko Asahara.  Profeta que combinó la religión con el yoga y creó una secta que se llamaba "La verdad  suprema". Llegó a tener 10 mil seguidores en Japón, Alemania y E.U.A. A sus fieles constantemente les hablaba del fin del mundo y, con el dinero que juntó, fue capaz de realizar uno de los mayores atentados en Japón. Lanzó gas Sarín en el metro de Tokio, donde murieron 12 personas. Sin embargo, se calcula que por el gas fueron afectadas 5 mil ciudadanos.





Marshall ApplewhiteFormó la secta "La puerta del cielo". En ella, sus seguidores decían ser extraterrestres, Applewhite constantemente comentaba que una nave extraterrestre vendría por ellos. Ese argumento bastó para convencer a alrededor de 39 seguidores de suicidarse. Cuando la policía llegó al rancho donde se encontraba la secta, encontraron los cadáveres en literas cubiertos con cobijas púrpuras y maletas con ropa.





Joseph Kibwetere. Fundador de la secta "Restauración de los 10 mandamientos de Dios" y originario de Uganda, hablaba constantemente del fin del mundo y de seguir los 10 mandamientos. A sus seguidores les decía que veía imágenes de Cristo y la virgen María. Ordenó el ayuno y la abstinencia sexual. El 17 de marzo del año 2000, los seguidores de este culto se quemaron en una iglesia. Alrededor de mil personas murieron.













1 comentario:

  1. tan facil de manipular fueron sus seguidores

    ResponderEliminar