viernes, 25 de junio de 2010

Indignante profanación de tumbas de obispos belgas

El Vaticano expresó hoy su indignación porque el gobierno de Bélgica profanó las tumbas de dos importantes arzobispos belgas, sepultados en el palacio de la arquidiócesis de Malinas-Bruselas, sede de la Iglesia católica de ese país.

En un comunicado, la Santa Sede indicó que las tumbas de los arzobispos Jozef-Ernest Van Roey y Léon-Joseph Suenens, cardenales exprimados de Bélgica, fueron allanadas por un grupo de 30 policías belgas e investigadores gubernamentales.

Estas pesquisas policíacas buscaban documentación y todo tipo de pruebas que apoyaran las denuncias hechas contra sacerdotes belgas acusados de pederastas y supuestamente protegidos por esa arquidiócesis.

En su comunicado, El Vaticano expresa que esa investigación no ameritaba la profanación de las tumbas de estos dos importantes prelados, por lo que, agregó, el embajador de Bélgica ante la Santa Sede recibirá formalmente la protesta del Vaticano.

El pasado jueves 24, policías belgas también catearon la casa y la antigua oficina del exarzobispo Godfried Danneels, de donde se llevaron documentos y la computadora personal del prelado.

La policía y los fiscales no dijeron si Danneels era sospechoso de haber cometido abusos o si simplemente tenía archivos que pertenecen a alegaciones contra otra persona.

Por separado, la Policía belga decomisó los archivos de una comisión independiente que investiga unos 500 casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes. La mayoría de las víctimas son hombres que tienen ahora más de 60 o 70 años.


1 comentario:

  1. consecuencias del destructor woytila y su gente.....

    ResponderEliminar